Hoy queremos presentaros una crema para todo tipo de problemas de piel, psoriasis, dermatitis, escoceduras, descamación, etc.

La hemos elaborado con aceites-oleatos de hierbas que son calmantes y reparadores de la piel:

  • Aloe: tiene propiedades cicatrizantes, suavizantes, nutritivas, antioxidantes y regeneradoras. Su uso es muy apropiado en quemaduras y heridas ya que estimula la regeneración celular y la síntesis de elastina y colágeno, reduciendo la formación de cicatrices.
  • Árnica: gracias a su contenido en timol y sesquiterpenos, el aceite de árnica posee una actividad antiinflamatoria, antibacteriana y antiviral. Es un aceite antioxidante y fotoprotector ya que los fitosteroles que contiene inhiben el envejecimiento de la piel y la protege de la acción de los rayos UV.
  • Caléndula: mejora la textura de la piel reseca o agrietada, desinflama los tejidos, es cicatrizante, hidrata y da elasticidad a la piel.
  • Hipérico: es antiinflamatorio, antiséptico, antiviral, cicatrizante y estimulante de la circulación sanguínea. Debido a sus propiedades regenerantes, se usa en cosmética para estimular y regenerar la piel madura y cansada.

Además la hemos enriquecido con extractos de hierbas igualmente reparadoras de la piel:

  • Extracto de cúrcuma: es muy conocido por sus propiedades antiinflamatorias, antioxidantes , antibacterianas, antifúngicas y antimicrobianas gracias a su riqueza en curcuminoides. Es un producto recomendable en la formulación de productos antienvejecimiento, despigmentantes, protectores solares y para pieles irritadas o sensibles.
  • Extracto de neem: es antiséptico, humectante, emoliente, antiinflamatorio y purificante por lo que resulta muy útil en el tratamiento de enfermedades de la piel y bucodentales.
  • Extracto de árnica: es un extracto hidrosoluble con propiedades venotónicas, vasoprotectoras, calmantes y cicatrizantes. Tiene efecto antiinflamatorio, anticelulítico y antienvejecimiento.
  • Extracto de tepezcohuite: extracto hidrosoluble con propiedad reafirmante, cicatrizante, antiséptica, antimicorrobiana, antiseborréica, seborregulador de la piel y el cabello y purificante. El extracto de Tepezcohuite se obtiene a partir de la corteza de Mimosa tenuiflora, rica en saponinas, taninos, oligoelementos y minerales. Gracias a estos activos, resulta excelente para el tratamiento de cicatrices de todo tipo.

Y para redondearla le hemos puesto un activo calmante muy efectivo.

  • Ocalina: es un activo cosmético mezcla de dos ingredientes naturales y con actividades sinérgicas: Agua de mar de una zona de Bretaña y una molécula extraída de las semillas de Curcubita L. que presenta propiedades antialérgicas y calmantes. Este activo cosmético inhibe la liberación de histaminas, evitando la sequedad, picazón, dolor, rojez, calor y edema.

Con todo ello tenemos como resultado una excelente crema hidratante, nutritiva, calmante, reparadora y regeneradora.

A qué esperas para probarla?

Así la hemos hecho:

Fase oleosa

  • 10 grs. aceite de aloe
  • 10 grs. aceite de árnica
  • 10 grs. aceite de caléndula
  • 10 grs.  aceite de hipérico
  • 10 grs. protelán

Fase Acuosa

  • 17 grs. Aloe vera

Aditivos

  • 5 grs. extracto de cúrcuma
  • 5 grs. extracto de neem
  • 5 grs. extracto de árnica
  • 4 grs. extracto de tepezcohuite
  • 10 grs. Ocalina
  • 1 gr. urea
  • 1 ml. sharomix
  • 1 ml. vitamina e
  • 1 ml. ae lavanda

Elaboración:

  1. Desinfectamos todos los utensilios que vamos a utilizar.
  2. Pesamos todos los ingredientes por separado.
  3. Calentamos la fase oleosa a 70 º
  4. Mezclamos en el aloe la urea y batimos un poco.
  5. Mezclamos la fase oleosa en acuosa y batimos.
  6. Ponemos la mezcla en un bol con agua fría para ayudar a la emulsión y seguimos echando los ingredientes de la fase de aditivos. Seguimos batiendo unos minutos hasta que esté bien homogéneo.
  7. Envasamos.

¿Os animáis?