Origen del Aceite de Almendras Dulces. ¿De dónde se obtiene?

Cada verano, el árbol del almendro da lugar al fruto de donde se obtiene el aceite de Almendras Dulces. Se trata de un cultivo originario de regiones de Asia Central; sin embargo, actualmente en España se extiende uno de los mayores cultivos de almendros y producción de aceite de almendras gracias a las características de sus suelos ideales para secano.

Su aprovechamiento se remonta a la alta sociedad egipcia y griega, que preparaban ungüentos de masaje a base de miel y canela con fines suavizantes y calmantes.

Una curiosidad del cultivo para la obtención del Aceite de Almendras es que, al ser la mayoría de tipo autoestéril, siempre debe haber dos variedades. Así, una variedad polinizará a la otra.

¿Y cómo se obtiene el Aceite de Almendras Dulces?

Las propiedades y beneficios del aceite de almendras dulces son numerosas y es importante tener en cuenta su método de extracción para conocer si las conserva todas o ha sufrido un proceso de refinamiento.

El método de extracción del aceite de almendras dulces es por presión de gérmenes de las almendras. Tras dicha presión, se filtra dando lugar a un aceite muy suave: Aceite de Almendras Dulces de Primera Presión en Frío.

También existe como aceite refinado, pero en este caso perderá muchas de sus propiedades debido a este proceso. Además, su olor presentará menor intensidad por el proceso de refinamiento. Este es el aceite que suele utilizarse en la cosmética convencional. Por ello, en los últimos años está en auge la cosmética casera, gracias a la cual puedes elaborar un cosmético hecho a ti y con total conocimiento sobre el tipo de ingredientes que lo componen.

Aceite de Almendras Dulces: “un cóctel de hidratación”

El Aceite de Almendras Dulces es todo un éxito en cosmética natural gracias a sus propiedades súper hidratantes y nutritivas. Su composición es la responsable de ello:

  • Proteínas y ácidos grasos tales como el Ácido palmítico, Ácido palmitoleico, Ácido margárico, Ácido esteárico, Ácido aráquico, Ácido gadoleico, Ácido oleico, Ácido linoleico y Ácido linolénico.
  • Vitaminas A, B y E como la tiamina, riboflavina y niacina.
  • Minerales esenciales como el hierro, zinc, calcio, potasio y magnesio.

Propiedades y Beneficios del Aceite de Almendras Dulces

El Aceite de Almendras Dulces destaca por sus propiedades beneficiosas para pieles secas y sensibles ya que estimula la producción de colágeno y regenera la piel en casos de quemaduras, marcas, irritación o sequedad extrema.

Aunque el Aceite de Almendras puede utilizarse en todo tipo de pieles, gracias a sus propiedades emolientes que lubrican y protegen, está especialmente indicado para pieles muy secas o irritadas. También para pieles que presentan ciertos problemas de alergia o inflamación.

A continuación, se enumeran las propiedades y beneficios más destacadas del Aceite de Almendras:

  • Hidrata, suaviza y nutre la piel. Gracias a sus propiedades hidratantes y nutritivas, el aceite de almendras dulces previene las estrías, la sequedad cutánea y devuelve la humedad a la piel.
  • Es antiinflamatorio: calma y desinflama la piel. El aceite de almendras dulces es ideal para tratar irritaciones de la piel, para pieles muy sensibles o para aquellas pieles que han sufrido quemaduras u otras afecciones cutáneas. También para el tratamiento de herpes y eczemas.
  • Sus propiedades hidratantes y su capacidad para estimular la producción de colágeno y elastina, convierten al aceite de almendras dulces en un aceite regenerador que previene la formación de las arrugas, reduce la descamación y mantiene la piel suave y tersa. Así, consigue hacer que la piel sea más resistente al paso del tiempo y la protege de factores externos como el sol.
  • Sus beneficios se extienden al cabello. Gracias a su aplicación continuada, el aceite de almendras dulces devuelve la vida a cabellos castigados y quebradizos, aportándoles brillo, suavidad y elasticidad.
  • Gracias a su alto contenido en vitaminas A, B y E, se trata de uno de los aceites vegetales más hidratantes utilizados en cosmética natural y casera.
  • El aceite de almendras dulces posee una textura que favorece su aplicación. Por ello, es muy utilizado en las sesiones de masaje del rostro, cuerpo y cabello.
  • Gracias a sus propiedades calmantes y a sus beneficios para las pieles sensibles, el aceite de almendras se convierte en un aceite muy recomendado para tratar incluso la piel del bebé.
  • Es un gran emoliente. Mejora la circulación y por tanto, previene y reduce las estrías.

Aplicaciones del Aceite de Almendras Dulces

  • Todo tipo de cosméticos para pieles secas y todo tipo de pieles: cremas caseras corporales, lociones hidratantes, bálsamos corporales, cremas faciales, lociones post-solares o post-depilación, protectores solares… Suaviza la piel sin causar la obstrucción de los poros.
  • Masajes corporales en sinergia con aceites esenciales gracias a su efecto hidratante y antiinflamatorio.
  • Cremas de manos, secas y/o agrietadas.
  • Tratamiento de grietas y estrías. Junto con el aceite de argán, es uno de los mejores aceites vegetales para tratar las estrías del pecho, vientre y muslos. Muy indicado para prevenirlas durante el embarazo. Para mejores resultados, combinar con aceite esencial de mandarina, aceite vegetal de rosa mosqueta y manteca de karité.
  • Cosmética para bebés: irritaciones de las nalgas, rozaduras por la ropa, descamaciones…
  • Leche limpiadora y Desmaquillantes.
  • Champús y acondicionadores para cabellos normales, sensibles o dañados. Repara y nutre el cabello desde raíces a puntas, haciendo que crezca más fuerte. Indicado para cabello seco, rizado, quebradizo, agro, de color y con caspa. Para mejores resultados, combinar con: aceite de coco, aceite de kukui, manteca de mango, de karité o de murumuru.
  • Mascarillas capilares para pelo normal, sensible o dañado. Protege y da brillo al cabello gracias a su composición en vitaminas A, B y E.
  • Elaboración de jabones artesanales muy suaves e hidratantes.
  • Contorno de ojos. Gracias a su riqueza en vitamina E, mantiene esta zona protegida y la aclara ligeramente.
  • Cosmética antimanchas: gracias a su capacidad de blanqueamiento, reduce las manchas en la piel.
  • Cura heridas y leves quemaduras gracias a su efecto humectante y calmante.
  • Bombas de baño.
  • Bálsamos labiales.
  • Bálsamos nutritivos para pestañas.

Para qué se usa el Aceite de Almendras Dulces en cosmética

Como aceite de masaje

Se puede utilizar sólo o mezclado con aceites esenciales. Ejemplo: 100 ml de Aceite de Almendras + 10-20 gotas de Aceite Esencial de Geranio.

Para el cabello

Como tratamiento en cabellos secos, opacos y dañados, aplica el Aceite de Almendras dulces de raíces a puntas realizando un pequeño masaje y extendiéndolo completamente sin dejarte ningún mechón. Cúbrelo con un gorrito y deja aplicar durante unas horas, convenientemente durante la noche. Después, retíralo utilizando tu champú habitual. Puede ser que tengas que aplicarlos 2 veces, en función de la cantidad aplicada y absorbida.

Si tienes el pelo normal o graso, pero quieres realizar un tratamiento de hidratación, puedes realizar el mismo proceso pero aplicando una cantidad menor y sólo de medios a puntas. Aunque para ese tipo de cabellos, se recomienda mejor el aceite de jojoba.

Como bálsamo corporal

Se puede aplicar tras la ducha, sobre piel húmeda (para reforzar sus beneficios humectantes y retener la humedad) o seca, realizando masajes circulares. En este caso, tendrá un efecto antiestrías, hidratante, calmante y humectante. Retirar el sobrante, si lo hubiera, con una toalla húmeda. Una aplicación diaria por la noche resulta efectiva, principalmente durante el embarazo. Si lo que se busca es prevenir la aparición de estrías se pueden realizar dos o tres aplicaciones por semana.

Como desmaquillante

Aplícalo con la ayuda de un disco de bambú reutilizable en todo tu rostro incluyendo ojos, con cuidado de que no se introduzca nada de producto dentro. Elimina los restos con agua templada y vuelve a repetir si fuera necesario. Recomendamos después aplicar tu limpiador habitual antes de utilizar el tónico o directamente utilizar el tónico para eliminar posibles restos y cerrar los poros.

Como hidratante para el rostro

Aplica unas gotas de aceite vegetal de almendras sobre el rostro a modo de sérum tras lavarte la cara y consigue una piel más suave, tersa e hidratada.

Para las pestañas

Aplica una pequeña cantidad con un disco de bambú y deja actuar durante la noche. Es importante que la cantidad aplicada sea muy pequeña para no provocar obstrucción en esa zona tan sensible.

Para las uñas

Aplícalo en uñas con la ayuda de un disco de bambú o algodón reutilizables de 1-3 veces al día. Puedes combinarlo con aceite esencial de limón o aceite vegetal de ricino para obtener mejores resultados.

Recetas de Cosmética Casera con Aceite de Almendras Dulces

El Aceite de Almendras Dulces es ideal para hacer cosméticos hidratantes, calmantes y regenerantes, gracias a sus propiedades nutritivas, antiinflamatorias y emolientes y sus beneficios para pieles secas y sensibles. A continuación, te presentamos el listado de recetas de cosmética casera que podrás elaborar utilizando Aceite de Almendras Dulces:

Si aún te surgen dudas sobre el Ácido Hialurónico, escríbenos en los comentarios de esta entrada de blog. ¡Te ayudaremos encantad@s!


Hacer cosmética natural y casera tiene muchas ventajas: obtener un producto adaptado a ti y a las necesidades de tu piel y cabello, eliminar tóxicos de cosméticos tradicionales e ingredientes innecesarios, conocer cada ingrediente de la fórmula, reducir plásticos y, además, disfrutar de un buen rato potingueando.

Sin embargo, es importante seguir ciertos pasos para que el proceso de elaboración sea seguro y no te cause reacción alérgica o irrite tu piel:

  • Desinfecta los utensilios, envase y mesa de trabajo antes de empezar. ¡Se tarda sólo 1 minuto!
  • Utiliza guantes, mascarilla y gafas en aquellas elaboraciones que lo requieran.
  • Haz una medición de pH de la elaboración final para asegurarte de que está en el rango correcto. Puedes corregirla fácilmente. Sube el pH utilizando un álcali como el bicarbonato. Bájalo con una solución ácida. Por ejemplo unas gotas de ácido láctico o ácido cítrico.
  • Hay que probar la elaboración siempre en una zona reducida de la piel para comprobar que no hay ninguna reacción adversa.
  • Utiliza los ingredientes en su dosis correcta. La indicamos en todas las páginas de producto. Si tienes dudas sobre alguno, pregúntanos! ♥ No nos hacemos responsables del mal uso de los productos y de la incorrecta dosificación de los mismos en las elaboraciones.