como hacer champú sólido para niños

Hoy, 15 de abril, es el Día del Niño y os hemos querido traer una nueva receta para celebrar este día tan especial. Laura, que nos trae un Champú Sólido que ha elaborado junto con sus peques, especialmente para cabellos secos!

Este champú sólido hace uso de bastantes ingredientes beneficiosos para el cabello. Por un lado, tenemos el SCI, un tensioactivo derivado del aceite de coco, que suaviza las fórmulas de champús sólidos y barras de ducha. Como no podía faltar en el cabello, también usamos varios polvos ayurvédicos, concretamente de Shikakai, de Amla y de Kapoor, que dejarán el cabello suave y sedoso, además de aportar propiedades antioxidantes, antisépticas y regeneradoras. Finalmente, también empleamos las Proteínas de Guisante Hidrolizadas, un súper activo para el cabello que, además de aportar volumen y protección al mismo, hidrata profundamente para dejarlo sedoso y radiante de juventud.

¿List@ para pasar una tarde potingueando con l@s más peques?

Ingredientes para hacer el Champú Sólido para Niños

Elaboración paso a paso del Champú Sólido para Niños

  1. Pesa todos los ingredientes sólidos en un mismo recipiente.
  2. En otro recipiente, pesa los ingredientes líquidos. Añade estos a la mezcla del paso 1.
  3. Remueve hasta conseguir una masa homogénea.
  4. Enmolda en tu molde favorito. Deja reposar 24 horas.
  5. Retira del molde las pastillas y ¡listas para usar!

Modo de uso del Champú Sólido para Niños

  1. Humedecer la pastilla de champú con agua y frotar suavemente sobre el cabello mojado.
  2. Aclarar con agua.

Beneficios de los ingredientes del Champú Sólido para Niños

  • SCI: es un tensioactivo aniónico derivado del aceite de coco en formato polvo 100% puro y natural, muy bien tolerado por la piel, en cosmética natural se utiliza y sirve para suavizar las fórmulas de champús sólidos y barras de ducha, proporcionando una espuma rica y cremosa, incluso en aguas duras.
  • Shikakai en polvo ayurvédico: es rico en saponinas vegetales que tienen propiedades limpiadoras. Por ello se utiliza para preparados cosméticos naturales sobre todo champús. Deja el cabello suave y sedoso, ayuda a su crecimiento y previene la caspa.
  • Aceite de Karanja: es muy recomendado para el cuidado de la piel y el cabello debido a su riqueza en flavonoides que le aportan propiedades astringentes, antioxidantes, cicatrizantes y protectoras.
  • Hirolato de Azahar: es un producto calmante, regenerador y suavizante.
  • Proteína Hidrolizada de Guisante: es una solución eficaz para luchar contra todos los signos del envejecimiento del cabello.
  • Amla en polvo ayurvédico: tiene propiedades antibacterianas, antiinflamatorias y tónicas. Es rico en Vitamina C y polifenoles por lo que resulta un excelente antioxidante y regenerador de la piel y del cabello.
  • Kapoor en polvo ayurvédico: tiene propiedades antioxidantes y antisépticas, fortalece el cabello y le proporciona una suavidad y brillo inigualables además de un agradable perfume.

Encuentra más inspiración para pasar el tiempo libre con l@s peques de la casa, organizar el maravilloso caos en una vida en familia numerosa y también consejos de disciplina positiva en el perfil de instagram de Laura.


¿Tienes alguna duda? Déjanosla en los comentarios de este post para poder ayudarte con mucho gusto. ♥

Hacer cosmética natural y casera tiene muchas ventajas: obtener un producto adaptado a ti y a las necesidades de tu piel y cabello, eliminar tóxicos de cosméticos tradicionales e ingredientes innecesarios, conocer cada ingrediente de la fórmula, reducir plásticos y, además, disfrutar de un buen rato potingueando.

Sin embargo, es importante seguir ciertos pasos para que el proceso de elaboración sea seguro y no te cause reacción alérgica o irrite tu piel:

  • Desinfecta los utensilios, envase y mesa de trabajo antes de empezar. ¡Se tarda sólo 1 minuto!
  • Utiliza guantes, mascarilla y gafas en aquellas elaboraciones que lo requieran.
  • Haz una medición de pH de la elaboración final para asegurarte de que está en el rango correcto. Puedes corregirla fácilmente. Sube el pH utilizando un álcali como el bicarbonato. Bájalo con una solución ácida. Por ejemplo unas gotas de ácido láctico o ácido cítrico.
  • Hay que probar la elaboración siempre en una zona reducida de la piel para comprobar que no hay ninguna reacción adversa.
  • Utiliza los ingredientes en su dosis correcta. La indicamos en todas las páginas de producto. Si tienes dudas sobre alguno, pregúntanos! ♥ No nos hacemos responsables del mal uso de los productos y de la incorrecta dosificación de los mismos en las elaboraciones.