crema facial con backuchiol

¡Buenos días potinguer@s! Desde el equipo de investigación de Jabonarium os traemos una nueva receta que os va a encantar. Se trata de una Crema Facial Pro-Edad con Bakuchiol.

Para quien no lo conozca, el Bakuchiol, o Retinol Vegano, es un principio activo sustituyente del Retinol clásico, aporta todas sus mismas cualidades pero eliminando todos sus riesgos. Es muy conocido por sus efectos antienvejecimientos, antibacterianos, antimicrobianos y antiinflamatorios. Asimismo, está considerado un buen tratamiento para las infecciones fúngicas y la psoriasis. Si quieres saber más sobre el Retinol Vegano, ¡le hemos dedicado todo un Blog para que descubráis todas sus cualidades! Puedes leerlo en Bakuchiol (Retinol Vegano): qué es y para qué sirve.

Siguiendo con la receta, esta crema es apta para todo tipo de pieles. Posee unas muy buenas propiedades hidratantes y regeneradoras de la piel. Trata las líneas de expresión y arrugas y mejora la firmeza y elasticidad.

¡A potinguear!

Ingredientes para hacer la Crema Facial Pro-Edad con Bakuchiol

Fase oleosa

Fase acuosa

Aditivos

Elaboración paso a paso de la Crema Facial Pro-Edad con Bakuchiol

  1. Pesar todos los ingredientes.
  2. Calentar el aceite y el protelán hasta que se derrita.
  3. En la fase acuosa, echar la trehalosa y disolver totalmente.
  4. Echar la fase oleosa en la acuosa y batir hasta que emulsione.
  5. Añadir los aditivos que quedan uno a uno batiendo bien. Realizar una prueba de pH para comprobar que se encuentra entre 5 y 5,5.
  6. Meter la emulsión en un bol con agua fría y seguir batiendo.
  7. Envasar y ¡disfrutar!

Modo de uso de la Crema Facial Pro-Edad con Bakuchiol

  • Aplicar por la mañana y por la noche en la cara y cuello con la piel limpia.

Beneficios de los ingredientes de la Crema Facial Pro-Edad con Bakuchiol

  • Aceite de Semilla de Brócoli: es un aceite muy hidratante, calmante y protector de la piel gracias a los ácidos grasos que contiene (ácido araquidónico, Omega 6 y Omega 9) y a las vitaminas A y C. Por esto es un aceite rico en antioxidantes.
  • Cera Protelán Autoemulsionante: es capaz de proporcionar un excelente efecto hidratante y una sensación de piel sedosa muy agradable en cualquier tipo de emulsiones, lo que le diferencia de otros agentes emulsionantes de uso común.
  • Hidrolato de Helicriso: tiene propiedades astringentes, calmantes y revitalizantes. Actúa muy bien como tónico y reafirmador. El Hidrolato de Helicriso actúa como tónico, reafirma los tejidos y regenera la piel madura. Este hidrolato está muy indicado para calmar la piel enrojecida, quemaduras, picores y para las ojeras y bolsas debajo de los ojos.
  • Trehalosa: actúa previniendo la deshidratación de la piel. Muy recomendable para cremas hidratantes y pro-edad caseras.
  • Nanosomas de Ceramidas de Hialurónico y Escualeno: complejo que combina hialuronato sódico anhidro (libre de agua) con Squalane y Glucosyl Ceramides en una forma de encapsulación nanosómica. Con este proceso de nanotecnología se ha podido encapsular HyA (Hyaluronic Acid) en una micro emulsión estable que, una vez en contacto con la membrana de la célula, liberará el HyA y captará agua de la epidermis debido a la afinidad de las ceramidas con las células.
  • Bakuchiol (Retinol Vegano): ofrece unos excelentes resultados antiedad (renovación, manchas, textura, líneas de expresión), siendo apto para todas las pieles incluidas las pieles sensibles. Es una alternativa natural al retinol convencional porque proporciona los principales beneficios de éste sin ninguno de sus problemas.
  • Aceite Esencial de Rosa Búlgara: posee propiedades antiinflamatorias, antibacterianas, antivirales, cicatrizantes, hidratantes, calmantes y refrescantes. Este exquisito aceite esencial es rico en antioxidantes y es un buen aliado de las pieles maduras, secas, deshidratadas o con problemas.

¡Finaliza tu rutina facial con las siguientes recetas!

¿Tienes alguna duda? Déjanosla en los comentarios de este post para poder ayudarte con mucho gusto. ♥


Hacer cosmética natural y casera tiene muchas ventajas: obtener un producto adaptado a ti y a las necesidades de tu piel y cabello, eliminar tóxicos de cosméticos tradicionales e ingredientes innecesarios, conocer cada ingrediente de la fórmula, reducir plásticos y, además, disfrutar de un buen rato potingueando.

Sin embargo, es importante seguir ciertos pasos para que el proceso de elaboración sea seguro y no te cause reacción alérgica o irrite tu piel:

  • Desinfecta los utensilios, envase y mesa de trabajo antes de empezar. ¡Se tarda sólo 1 minuto!
  • Utiliza guantes, mascarilla y gafas en aquellas elaboraciones que lo requieran.
  • Haz una medición de pH de la elaboración final para asegurarte de que está en el rango correcto. Puedes corregirla fácilmente. Sube el pH utilizando un álcali como el bicarbonato. Bájalo con una solución ácida. Por ejemplo unas gotas de ácido láctico o ácido cítrico.
  • Hay que probar la elaboración siempre en una zona reducida de la piel para comprobar que no hay ninguna reacción adversa.
  • Utiliza los ingredientes en su dosis correcta. La indicamos en todas las páginas de producto. Si tienes dudas sobre alguno, pregúntanos! ♥ No nos hacemos responsables del mal uso de los productos y de la incorrecta dosificación de los mismos en las elaboraciones.