como cuidar el cabello en verano

Las altas temperaturas han llegado y con ellas las visitas a la playa, la piscina e, incluso el río.

Durante estos meses nuestro cabello y cuero cabelludo se ven expuestos continuamente al sol y este, por mucho que nos guste, deteriora el cabello.

Y no sólo se trata de la exposición al sol y a las altas temperaturas, si no a los aires acondicionados. Estos tres elementos, hacen que poco a poco el cabello se vaya deshidratando, debilitando y rompiendo.

Por eso es importante incidir en los cuidados durante esta época del año, para que al llegar el otoño no tengamos que recurrir forzosamente a un gran corte de cabello.

¿Cómo proteger el cabello en verano?

cuidados del pelo en verano

Una manera de proteger el cabello del sol en nuestro día a día es usar complementos como sombreros, gorras o pañuelos, al igual que en nuestra piel, servirán de capa protectora en nuestro cuero cabelludo y evitará que se queme. ¿Nunca has notado sensación de estar quemándote el cuero cabelludo cuando vas por la calle?

Otra opción para proteger el cuero cabelludo, sobre todo si tienes poca densidad en la zona de la coronilla, es usar recogidos tipo moños, yo en esta época casi siempre llevo un moño, el propio moño me cubre la zona de la coronilla, zona que tengo más pobre, y hace que el sol no la queme, real que incluso alguna vez se me ha pelado, eso como imaginareis es muy perjudicial para el nacimiento del cabello.

¿Y cómo tratar el cabello en verano con ingredientes naturales?

cuidados del cabello en verano

El uso de acondicionadores es sin duda un uso obligatorio en esta época, debería de serlo durante todo el año, pero en estos meses es imprescindible. Lavamos más veces el cabello, la sal de la playa, el cloro de la piscina, las aguas de los ríos… Factores que resecan mucho el cabello y debemos reponer esa hidratación tras el lavado.

El uso de mascarillas semanales también es un paso que no deberíamos saltarnos, una buena hidratación profunda devolverá a nuestro cabello la vitalidad perdida y ayudará a que se mantenga fuerte e hidratado.

¿Has usado alguna vez aceites en el cabello? Son una fantástica alternativa para aportar oleosidad al cabello, no debemos de tener miedo a que nos puedan engrasar el cabello, ya que con el lavado eliminaremos los restos, además, muchos de ellos son seborreguladores.

Aceites como el de argán, almendras dulces, pepita de uva o jojoba alimentarán la hebra desde el interior y crearán una pequeña película protectora que ayudará a retener la humedad desde dentro durante más tiempo, o lo que es lo mismo, nos ayudará a mantener la hidratación en nuestro cabello.

Te recomiendo usarlos la noche anterior a ducharte, aplicándolo de raíz a puntas, por mechones, incidiendo en aquellos más secos. Luego simplemente tienes que recogerlo y si lo prefieres, poner una toalla en la almohada, aunque si no lo saturas mucho no hay necesidad.

¿Sabes que hago a veces? Cuando llego de la playa simplemente lavo el cabello con un champú natural, no añado nada más, ni acondicionador ni mascarilla. Desenredo y dejo secar al aire, una vez seco me pongo aceite y… ¡Un moño! Y así hasta que se vuelve a lavar.

Cuando acudas a la playa o piscina, intenta aclararte el agua en las duchas, así eliminaras el cloro y sal, ya que, junto al sol, oxidan el cabello. Cuando a algunas personas el sol les aclara el cabello de manera natural, no es más que por un proceso de oxidación que este sufre, y, por lo tanto, se debilita.

Un truco muy resultón es coger esa mascarilla a la que no le tienes mucho aprecio, que no notas que te hidrate mucho, que apenas la usas...y te la lleves a la playa o piscina, una vez salgas por última vez del agua, que sepas que ya vas a irte pronto, ves a las duchas y aclara muy bien el cabello, deshereda si puedes y aplica la mascarilla, ¡sin miedo! Recógela en un moño y ya aclararás y lavarás cuando llegues a casa, verás como de esta manera miras con otros ojos esa mascarilla.

Mini Receta: Cómo hacer Dosificador Spray para el cabello

cuidados de pelo en verano

Aquí tienes una receta muuuuuy sencilla y rápida para que puedas aplicarla en el cabello con un dosificador cuando estés mucho tiempo expuest@ al sol, ya sea en playas, escapadas a la montaña, donde sea.

Ingredientes para hacer el Dosificador Spray para el cabello

Elaboración del Dosificador Spray para el cabello

  1. Mezcla los ingredientes en un dosificador tipo spray, agita y ¡listo!

¿Ves que fácil? Sólo tienes que rociar el cabello con la preparación para mantener la hidratación.

Empieza ya a usar estos pequeños trucos y en el final de la temporada veraniega, verás como tu cabello no ha sufrido tanto como otros años.

Durante años cortaba las puntas antes de iniciar el verano y al acabarlo, tenía que cortar bastante debido al deterioro del mismo, desde que lo cuido y le doy unos pequeños mimos durante estos meses, cuando llega el otoño ya no tengo que cortar, no al menos de manera “obligada”.

Por supuesto, no olvides alimentarte de manera adecuada e hidratarte bien, ahora más que nunca todo nuestro cuerpo necesita hidratación.

Cuida tu cabello, pero que ello no se vuelva una obsesión que no te deje disfrutar de esta maravillosa época del año.

¡Te dejamos una receta extra! Cómo hacer Acondicionador Sólido con Cacao y Murumuru

Ingredientes para hacer el Acondicionador Sólido con Cacao y Murumuru

Fase 1 (Oleosa)

Fase 2 (Termolábiles y volátiles)

Elaboración del Acondicionador Sólido con Cacao y Murumuru

  1. Pesamos los ingredientes de la fase 1 en un recipiente de vidrio y lo ponemos al baño María (que no supere los 70ºC).
  2. Una vez derretida la fase 1, la sacamos del fuego y dejamos que se enfríe un poco.
  3. Añadimos el aceite de Aceite de Semilla de Brócoli para preservar todas sus propiedades y los aceites esenciales que son volátiles.
  4. Antes de que solidifique, lo echamos al molde y esperamos hasta que esté completamente duro.

Modo de uso: Para aplicarlo, basta con usar una pequeña cantidad, aunque depende de nuestro tipo de cabello. Derretimos el producto y lo repartimos entre las dos manos, después aplicamos de medios a puntas hasta que consigamos el efecto deseado.

¿Tienes alguna duda? Déjanosla en los comentarios de este post para poder ayudarte con mucho gusto. ♥


Hacer cosmética natural y casera tiene muchas ventajas: obtener un producto adaptado a ti y a las necesidades de tu piel y cabello, eliminar tóxicos de cosméticos tradicionales e ingredientes innecesarios, conocer cada ingrediente de la fórmula, reducir plásticos y, además, disfrutar de un buen rato potingueando.

Sin embargo, es importante seguir ciertos pasos para que el proceso de elaboración sea seguro y no te cause reacción alérgica o irrite tu piel:

  • Desinfecta los utensilios, envase y mesa de trabajo antes de empezar. ¡Se tarda sólo 1 minuto!
  • Utiliza guantes, mascarilla y gafas en aquellas elaboraciones que lo requieran.
  • Haz una medición de pH de la elaboración final para asegurarte de que está en el rango correcto. Puedes corregirla fácilmente. Sube el pH utilizando un álcali como el bicarbonato. Bájalo con una solución ácida. Por ejemplo unas gotas de ácido láctico o ácido cítrico.
  • Hay que probar la elaboración siempre en una zona reducida de la piel para comprobar que no hay ninguna reacción adversa.
  • Utiliza los ingredientes en su dosis correcta. La indicamos en todas las páginas de producto. Si tienes dudas sobre alguno, pregúntanos! ♥ No nos hacemos responsables del mal uso de los productos y de la incorrecta dosificación de los mismos en las elaboraciones.