Para hacer flores siempre habremos guardado masa de jabón con anterioridad, la dejamos secar y hacemos bolas para que se vaya endureciendo y quede la masa tipo plastilina.

FLOR DE BOTÓN

Cuando la masa esté lista, hacemos una primera bola central de un color. Se hacen tres bolas de otro color, se aplastan hasta dejar los bordes muy finos y se van componiendo alrededor de la bola central.

 

FLORES CON ESTAMBRES

Cogemos tres bolas muy pequeñas, se estiran con los dedos hasta formar palitos. Se pega en la punta de cada palito una bola de color amarillo muy pequeña. Estos son los estambres. Se unen los tres.

Se hacen tres bolas de otro color, se aplastan bien y se van componiendo una alrededor de otra, dejando en medio los estambres.

 

JABON CON CAPAS Y FLORES

Cuando vamos a hacer un jabón con flores ya hechas, primero tenemos que ver qué molde vamos a utilizar y de qué tamaño queremos las pastillas de jabón.

Luego hay que cuadricularlo para saber dónde tenemos que pinchar cada flor, para que quede centrada y en su sitio.

 

Una vez hecho esto, elegimos los colores.

En este caso haremos dos capas, cada una de un color. Para ello, se hace el jabón con los ingredientes que queramos y se deja la traza muy líquida. Aquí separamos en dos mitades justas.

A una mitad le ponemos un colorante, batimos un poco y echamos la mitad de la fragancia o esencias que hayamos pensado poner. Batimos un poco más y vertemos. Si se ha quedado todavía la traza muy flojita, esperamos un poco e incluso se puede soplar para que vaya endureciendo.  

Cogemos la otra mitad del jabón que teníamos guardado y ponemos el otro colorante, batimos, echamos la otra mitad de las esencias, batimos un poco más y vertemos con cuidado en el molde, sobre la primera capa. 

 

A continuación vamos pinchando las flores en su sitio, según la cuadrícula que hemos hecho y podemos ponerle bolitas para adornar un poco más.

Tapamos con papel film de cocina y se deja reposar al menos 24 horas.

 

 

 

Esperemos que os guste.

Manos a la obra Jaboneros!!