Los aceites esenciales puros y naturales son productos indispensables a la hora de dar a nuestra cosmética y jabones caseros las mejores propiedades y olores, sobre todo.

Como descubrirás, las combinaciones entre ellos pueden llegar a crear nuevos olores y sensaciones además de combinar sus principios activos, y conseguir perdurar estos olores mezclando sus distintas notas.

En Jabonarium, todos nuestros aceites esenciales están certificados bajo los sellos ACENE NAT y ACENE VEGAN, lo que garantizan su origen natural y vegetal.

Siempre valoramos la pureza antes que cualquier otra cosa, por lo que garantizamos que estos aceites esenciales son de altísima calidad.

En el siguiente enlace puedes consultar todos nuestros Aceites esenciales naturales.

¿Qué es un Aceite Esencial?

Un aceite esencial, también llamado aceite etéreo, es una sustancia altamente concentrada que ha sido extraída de alguna planta en concreto.

Estos aceites tienen numerosas propiedades derivadas de sus principios activos, como por ejemplo el Aceite Esencial de Ylang-Ylang, que es extraído de esta propia flor y es un armonizador, antidepresivo, antiséptico, eufórico, sedante, afrodisíaco, hipotensivo y tonificante, ¡casi nada!

La mayoría de estos aceites esenciales no pueden utilizarse directamente en la piel o cabello, por lo que hay que diluirlos en aceites vegetales portadores en dosis no superiores al 1%. Además, se recomienda no usarlos durante el embarazo ni en niños de no más de 8 años.

Los aceites esenciales de Jabonarium son exclusivamente de uso cosmético. Siempre puedes probar a aplicarte alguna disolución en el antebrazo para ver si existe alguna reacción alérgica.

Los aceites esenciales pueden ser extraídos por varios métodos, en Jabonarium encontrarás generalmente dos métodos de extracción: destilación por vapor y extracción por CO2 supercrítico. Ambas consiguen la mejor extracción y concentración posible, siendo la extracción por CO2 supercrítico la mejor.

Usos de los Aceites Esenciales

Los aceites esenciales se usan en multitud de preparados cosméticos y en aromaterapia, además de en la elaboración de cosmética y jabones naturales caseros. A continuación enumeramos alguno de sus usos más relevantes para que empieces a “potinguear” con ellos.

Para hacer Jabones Caseros

A la hora de preparar nuestros jabones sólidos un gran aliado para conseguir el olor perfecto es una buena combinación entre notas de aceites esenciales puros y naturales.

Pero, ¿qué son las notas en los aceites esenciales? ¡Buena pregunta! Distinguimos entre notas altas, medias y bajas. La diferencia está en la volatilidad de sus olores o, en otras palabras, lo que aguanta o perdura el olor en el tiempo.

Las notas altas y medias consiguen olores potentes pero durante un tiempo reducido, y las notas bajas tienen olores menos potentes pero perduran mucho en el tiempo. En la combinación, por lo tanto, está la clave para conseguir los mejores jabones.

Visita nuestro blog con recetas para hacer jabones naturales.

Para hacer Cosmética Natural

Los aceites esenciales contienen numerosas propiedades para la piel que pueden ser aprovechadas en la elaboración de cualquier crema natural casera. Se echan, generalmente, al final de la elaboración, cuando ya tenemos la emulsión hecha.

Y no solo se utilizan para dar propiedades con sus principios, sino que también consiguen hacer que tu crema natural huela de maravilla.

Además de en cremas, los aceites esenciales se utilizan en serums, champús y mascarillas capilares, aceites de masaje, mascarillas faciales con arcillas, y un sinfín de recetas de cosmética casera.

Para Aromaterapia

Los olores de los aceites esenciales son capaces de cambiarte el estado de ánimo, relajarte, aliviar tensiones y reducir la ansiedad. Es por esto por lo que el uso de los aceites esenciales en sesiones de aromaterapia está tan de moda.

Elige entre sus distintas propiedades y gama de olores para conseguir la sensación que deseas. Además son muy utilizados en difusores, inundando tu casa de olores silvestres, florales, frescos, dulces, etc.

Para Perfumes

Los aceites esenciales son muy utilizados también para hacer perfumes caseros. Combinando como hemos explicado antes sus distintas notas, podemos crear unas auténticas maravillas. Hacer perfumes caseros es algo muy creativo y variado, puedes crear cualquier olor, es un arte, pero eso no significa que sea difícil.

Visita nuestro blog con recetas para hacer perfumes naturales.

Propiedades de los Aceites Esenciales para hacer Jabón

A continuación te enumeramos algunos de los aceites esenciales más usados para hacer cosmética y jabón casero o jabón de sosa, debido a sus grandes y numerosas propiedades. Podríamos enumerar miles, pero estos son nuestros tres aceites esenciales favoritos para hacer jabón:

Aceite Esencial de Lavanda

Lo utilizamos casi en todas las recetas de jabones naturales caseros. Combina perfectamente con casi cualquier otro aceite esencial y su olor fresco es sencillamente irresistible. Por su acción antiséptica es apropiado para todo tipo de pieles, desde las juveniles, grasas, impuras o con acné hasta las secas, maduras o con problemas específicos.

Aceite Esencial de Geranio

Sus componentes suaves permiten aplicarlo en el rostro como limpiador, astringente, tónico, y para la prevención y tratamiento de arrugas. Se usa asimismo en perfumes, cremas, jabones, baños y masajes.

Aceite Esencial de Canela Corteza

Tiene propiedades antisépticas, antimicrobianas, purificantes, tónicas y estimulantes. Es también antifúngico por lo que se indica en tratamientos de hongos, herpes labial y verrugas.

¿Dónde comprar aceites esenciales para cosmética y jabones?

En Jabonarium encontrarás una amplia variedad de aceites esenciales naturales y puros con la mejor relación calidad/precio. ¡Da rienda suelta a tus recetas de cosmética natural!


Hacer cosmética natural y casera tiene muchas ventajas: obtener un producto adaptado a ti y a las necesidades de tu piel y cabello, eliminar tóxicos de cosméticos tradicionales e ingredientes innecesarios, conocer cada ingrediente de la fórmula, reducir plásticos y, además, disfrutar de un buen rato potingueando.

Sin embargo, es importante seguir ciertos pasos para que el proceso de elaboración sea seguro y no te cause reacción alérgica o irrite tu piel:

  • Desinfecta los utensilios, envase y mesa de trabajo antes de empezar. ¡Se tarda sólo 1 minuto!
  • Utiliza guantes, mascarilla y gafas en aquellas elaboraciones que lo requieran.
  • Haz una medición de pH de la elaboración final para asegurarte de que está en el rango correcto. Puedes corregirla fácilmente. Sube el pH utilizando un álcali como el bicarbonato. Bájalo con una solución ácida. Por ejemplo unas gotas de ácido láctico o ácido cítrico.
  • Hay que probar la elaboración siempre en una zona reducida de la piel para comprobar que no hay ninguna reacción adversa.
  • Utiliza los ingredientes en su dosis correcta. La indicamos en todas las páginas de producto. Si tienes dudas sobre alguno, pregúntanos! ♥ No nos hacemos responsables del mal uso de los productos y de la incorrecta dosificación de los mismos en las elaboraciones.