¿Tienes la piel irritada o sensible? ¡Pues hemos preparado una crema hidratante para este tipo de pieles! Te la contamos paso a paso para que puedas prepararla en casa.

INGREDIENTES

FASE OLEOSA
  ♥ 24 g. de Aceite de Caléndulamejora la textura de la piel reseca o agrietada, desinflama los tejidos, es cicatrizante, hidrata y da elasticidad a la piel.
  ♥ 24 g. de Karité Desodorizadopara aliviar una gran variedad de irritaciones de la piel, tales como psoriasis, eczema y quemaduras del sol.
  ♥ 10 g. de Cera Proteláncapaz de proporcionar un excelente efecto hidratante y una sensación de piel sedosa muy agradable en cualquier tipo de emulsiones.


FASE ACUOSA
  ♥ 20 g. de Aloe Vera Gel: alivia la quemazón y el dolor.
  ♥ 15 ml. de Extracto de Neempuede ser la solución a la psoriasis. Disminuyen la comezón y el dolor, a la vez que reducen la costra y el enrojecimiento de las lesiones producidas por la enfermedad.


ADITIVOS:
  ♥ 4 g. de Activ CareLas propiedades reguladoras de este activo ayudan a la piel a retener la humedad y a mantener el equilibrio hídrico celular.
  ♥ 20 gotas de conservante Sharomixcombinación mundialmente aprobada y con certificado Ecocert
  ♥ 10 gotas de Aceite Esencial de Lavandatiene propiedades calmantes, regenerantes, antisépticas, antiinflamatorias y cicatrizantes.
  ♥ 10 gotas de Aceite Esencial Árbol del Té: es muy apreciado en cosmética y belleza ya que gracias a sus efectos calmantes y cicatrizantes deja la piel lisa y sana incluso después de lesiones importantes.
  ♥ 10 gotas de Vitamina Ealarga la vida de los productos ya que actúa como antioxidante.

ELABORACIÓN

  1. Pesar todos los ingredientes por separado. Diluir el Active Care con el Aloe Vera Gel y a continuación añadir el extracto de Neem.
  2. Calentar los ingredientes de la fase oleosa hasta que se derritan los copos de cera Protelán, máximo a 70ºC.
  3. Echar la fase oleosa en la acuosa y batir hasta conseguir una emulsión. Añadir el conservante Sharomix, la vitamina E y los aceites esenciales de Lavanda y Árbol del Té.
  4. Envasar y ¡listo!

Así tenemos como resultado una excelente crema hidratante, nutritiva, calmante y reparadora.