Emulsionantes naturales. ¿Qué son?

De forma sencilla, los emulsionantes naturales para cremas son sustancias que consiguen unir la fase oleosa con la fase acuosa. Ya sabemos que el agua y el aceite no son buenos amigos, por lo que si no utilizamos un emulsionante para unirlos no habrá manera de crear nuestra crema casera.

Además de ejercer esta tarea, los emulsionantes para cosmética poseen también propiedades para nuestra piel o cabello, y funcionan en su mayoría como hidratantes en nuestra cosmética natural.

Tipos de emulsionantes

Hay que tener en cuenta que existen emulsionantes sintéticos, pero en Jabonarium apostamos únicamente por emulsionantes naturales de origen vegetal, ya que consideramos que son los que mejor respetan nuestra piel, cabello y medio ambiente. Estos emulsionantes derivan de aceites, ceras o plantas, generalmente.

No obstante, los emulsionantes sintéticos son igualmente válidos para la cosmética artesanal.

Sabiendo esto, hay varios caminos a la hora de escoger un emulsionante u otro. Podríamos hacer una diferenciación teniendo en cuenta el porcentaje de agua y aceite que tiene nuestra receta de cosmética natural. Existen emulsionantes vegetales que van mejor para emulsiones con un mayor porcentaje de agua que de aceite (emulsiones de aceite en agua [o/w]), y otras que funcionan muy bien donde hay mayor porcentaje de aceite que de agua (emulsiones de agua en aceite [w/o]). Os dejamos la clasificación de nuestros emulsionantes siguiendo este criterio:

Por otra parte, podemos diferenciarlos también según para lo que vayamos a utilizar nuestro preparado cosmético: para la piel o para el pelo. La clasificación de los emulsionantes naturales de Jabonarium siguiendo este criterio serían:

Hay otras clasificaciones, pero estas dos nos sirven de muy buena guía para hacer cualquier crema casera, champú, serum, etc. 

¿Y qué puedo hacer con los emulsionantes?

Mascarillas capilares, cremas faciales y corporales para todo tipo de pieles, lociones, aftersave, cremas solares, contornos de ojos, aftersun, cremas de manos, cremas de pies, maquillajes, pomadas y un largo etc. ¡Simplemente cualquier cosa!

Los mejores emulsionantes naturales para hacer cosmética casera

Es difícil elegir, pero podemos daros una lista de nuestros emulsionantes vegetales favoritos. Estos son los que más solemos utilizar en nuestras recetas de cosmética casera y os explicaremos el porqué y sus propiedades más destacadas. ¡Allá vamos!

  • Cera Protelan ENS: porque es muy sencillo de utilizar, con un precio muy asequible y da unas emulsiones muy suaves. Además es BIO, un autoemulsionante top.
  • Olivem 1000: deja unas cremas muy sedosas. Para pieles grasas va genial porque no aporta grasa. Deriva de nuestro oro líquido, el aceite de oliva.
  • Montanov 202: es un emulsionante que reestructura la piel, por lo que ya contiene un activo cosmético, proporcionando una textura más lisa. Consigue también una hidratación muy duraderas. No es graso.

Aquí terminamos con los emulsionantes. ¿Dónde comprar emulsionantes para hacer cosmética natural? En Jabonarium, ¡Por supuesto!

Y, ¿qué son los gelificantes?

Los gelificantes en cosmética natural nos sirven, como muy bien define su nombre, para gelificar cualquier líquido acuoso. Esto último es importante; gelifican líquidos acuosos, nunca aceites.

Suelen utilizarse para transformar en gel cualquier fase acuosa y así facilitar su aplicación en la piel. Todos conocemos el típico Gel de Aloe Vera, ¿verdad? Pues este gel, por poner un ejemplo, se conseguiría mezclando nuestro Aloe Vera Puro Bio, que viene en formato acuoso, con nuestro gelificante HPMC, que consigue unas gelificaciones magníficas.

Tipos de gelificantes para cosmética natural

Podemos diferenciar entre dos tipos: las gomas y los gelificantes. Las gomas, como nuestra Goma Xantana Transparente, son polisacáridos naturales capaces de dar viscosidad. A parte de gelificar, también aportan nutrientes y principios activos.

Por otro lado encontramos a gelificantes hechos exclusivamente para este cometido, como el HPMC (Hidroxipropilmetilcelulosa), un gelificante derivado de la celulosa, es un espesante y estabilizador en emulsiones y también un potenciador de espuma en champús y geles de baño. Por lo general, estos gelificantes no suelen aportar la cantidad de propiedades que las gomas, pero generan gelificaciones mejores en muchos casos.

Los mejores gelificantes para cosmética casera

Como siempre, es difícil hacer una clasificación de los mejores. En muchos casos depende de los gustos de cada cual a la hora de hacer nuestras recetas de cosmética artesanal. Os dejamos por aquí los gelificantes que más utilizamos en nuestras preparaciones de cosmética natural. ¡Comenzamos!

  • Goma Xantana Transparente: la goma xantana transparente es un polisacárido natural de alto peso molecular y se produce por fermentación. Es soluble en agua fría y caliente y forma soluciones viscosa. Es un excelente espesante para cosméticos y aplicaciones farmacéuticas. Proporciona hidratación y suavidad a la piel.
  • HPMC (Hidroxipropilmetilcelulosa): gelifica perfectamente cualquier solución acuosa o líquida con concentraciones muy bajas. Además genera una espuma estupenda y forma una película protectora sobre la piel y el cabello.
  • Alginato: el Alginato de sodio es un polisacárido natural, soluble en agua que produce una consistencia de gel cuando se hidrata. Se usa como espesante, gelificante, estabilizador y emulsionante cosmético. Produce un gel suave con una excelente sensación en la piel, hidratándola con tacto sedoso. Este producto se utiliza en el campo de la medicina, en la industria alimentaria y más recientemente en la cosmética como ingrediente para el cuidado de la piel.

Y hasta aquí nuestro granito de arena para explicarte acerca de los gelificantes en cosmética casera. ¿Dónde comprar gelificantes para cosmética natural? En Jabonarium dispones de un gran catálogo y un servicio al cliente donde te ayudaremos siempre que lo necesites. ¡A potinguear!


Hacer cosmética natural y casera tiene muchas ventajas: obtener un producto adaptado a ti y a las necesidades de tu piel y cabello, eliminar tóxicos de cosméticos tradicionales e ingredientes innecesarios, conocer cada ingrediente de la fórmula, reducir plásticos y, además, disfrutar de un buen rato potingueando.

Sin embargo, es importante seguir ciertos pasos para que el proceso de elaboración sea seguro y no te cause reacción alérgica o irrite tu piel:

  • Desinfecta los utensilios, envase y mesa de trabajo antes de empezar. ¡Se tarda sólo 1 minuto!
  • Utiliza guantes, mascarilla y gafas en aquellas elaboraciones que lo requieran.
  • Haz una medición de pH de la elaboración final para asegurarte de que está en el rango correcto. Puedes corregirla fácilmente. Sube el pH utilizando un álcali como el bicarbonato. Bájalo con una solución ácida. Por ejemplo unas gotas de ácido láctico o ácido cítrico.
  • Hay que probar la elaboración siempre en una zona reducida de la piel para comprobar que no hay ninguna reacción adversa.
  • Utiliza los ingredientes en su dosis correcta. La indicamos en todas las páginas de producto. Si tienes dudas sobre alguno, pregúntanos! ♥ No nos hacemos responsables del mal uso de los productos y de la incorrecta dosificación de los mismos en las elaboraciones.