El Aceite de Jojoba no es realmente un aceite, entonces, ¿qué es?

Queremos que conozcas todo sobre el Aceite de Jojoba y sus magníficas propiedades. Por ello, lo primero que debemos contarte es que no es en realidad un aceite sino una cera líquida. Te preguntarás, entonces, por qué presenta ese aspecto líquido.
Aunque el Aceite de Jojoba está compuesto por un 96 % de ceramidas, se mantiene en estado líquido a temperatura ambiente. Esto tiene que ver con que sólo necesita que la temperatura alcance los 7ºC para que se funda.


Origen y cultivo del Aceite de Jojoba

Antes de detallar las numerosas propiedades y beneficios del Aceite de Jojoba, es interesante conocer su origen y cultivo.

Se trata de un aceite obtenido del prensado en frío de las semillas de un arbusto que crece en zonas de México, Arizona y California. Su principal particularidad es su capacidad para crecer en zonas desérticas, áridas y que de lo contrario se habrían echado a perder. Así, podemos afirmar que contribuye a cuidar nuestro medio, permitiendo el aprovechamiento de tierras que hubieran quedado sin vegetación.

Teniendo en cuenta esta particularidad del Aceite de Jojoba y su capacidad para resistir temperaturas superiores a los 45º, en España se ha estudiado la posibilidad de cultivarlo en zonas áridas, pedregosas y afectadas por la sequía. Sin embargo, la dificultad para adquirir sus semillas y las diferencias de los suelos y climas españoles con respecto a los propios de esta planta, la convierten en una realidad aún lejana.


Propiedades y Beneficios del Aceite de Jojoba en Cosmética

Las propiedades del Aceite de Jojoba son muy diversas y, aunque tiene beneficios para industrias como la alimentaria, perfumería o de lubricantes, sin duda la más destacada es la industria cosmética. Gracias a que se trata de un aceite de fácil absorción y que no presenta un olor desagradable, permite el aprovechamiento de sus beneficios para la piel y cabello, incluso aplicándolo directamente.

Las propiedades y beneficios del Aceite de Jojoba en la piel

  • El Aceite de Jojoba puro equilibra la acidez de la piel y mejora considerablemente el aspecto de la piel grasa y mixta porque regula la secreción sebácea, además de revitalizar la piel seca. De esta forma, hidrata y nutre la piel al mismo tiempo que libera el exceso de grasa.
  • Su composición en vitaminas A, B, B1, C y E, le otorgan acción antiinflamatoria y es excelente para el tratamiento de pieles envejecidas. Mejora la elasticidad y firmeza y actúa como antioxidante protegiéndola de los radicales libres.
  • Mantiene la piel hidratada, suave y tersa sin dejar sensación grasa.
  • También tiene acción antimicrobiana: ayuda a la recuperación de las pieles acneicas eliminando pequeñas marquitas.
  • Su capacidad para calmar la piel convierten al aceite de jojoba en un ingrediente ideal para elaborar productos aftershave y todo tipo de cosméticos para el cuidado de la piel en bebés.
  • Finalmente, se recomienda en algunos casos de psoriasis y otras afecciones descamativas cutáneas, siempre tras la observación de un dermatólogo o profesional médico en la materia.

Las propiedades y beneficios del Aceite de Jojoba en el cabello

  • El Aceite de Jojoba en el cabello aporta hidratación y nutrición, regulando también la producción de sebo del cuero cabelludo y aportando vitalidad y brillo al cabello seco y quebradizo.
  • Se utiliza para tratar la caída del cabello en aquellos casos producidos por el exceso de sebo en los folículos pilosos por lo que es muy utilizado en champús, lociones y mascarillas anticaída.
  • En su composición presenta ácido linolénico y proteínas queratínicas que aportan nutrición y dan lugar a un cabello sano y fuerte.

Otras características que convierten al Aceite de Jojoba en un ingrediente ideal para hacer cosmética casera

  • En su composición hay un 96% de ceramidas, lo que hace que resulte extremadamente estable al calor y a la oxidación, conservándose perfectamente con el paso del tiempo y manteniendo íntegras sus propiedades. También encontramos vitamina E, la cual elimina las radicales libres de la piel que son responsables del envejecimiento prematuro.
  • El aceite de jojoba, en la elaboración de jabones, acelera la traza y se suele usar como sobreengrasado.
  • Esta cera líquida está compuesta por ésteres de cera con una estructura muy parecida a la grasa de la piel.
  • Ningún otro aceite consigue dar más elasticidad y flexibilidad a la piel que el aceite de jojoba porque activa el metabolismo de la elastina.


Recetas de Cosmética Casera con Aceite de Jojoba

El Aceite de Jojoba (ver producto en nuestra tienda) permite elaborar desde un desmaquillante en crema hasta una base de maquillaje nutritiva. A continuación, te presentamos el listado de recetas de cosmética casera que podrás elaborar utilizando aceite de jojoba. Pero, si aún no te has animado a hacer tus propios cosméticos caseros, en Jabonarium podrás encontrar una Crema Antiarrugas de Jojoba con Hialurónico y Q10.

Si aún te surgen dudas sobre el Aceite de Jojoba, escríbenos en los comentarios de esta entrada de blog. ¡Te ayudaremos encantad@s!


Hacer cosmética natural y casera tiene muchas ventajas: obtener un producto adaptado a ti y a las necesidades de tu piel y cabello, eliminar tóxicos de cosméticos tradicionales e ingredientes innecesarios, conocer cada ingrediente de la fórmula, reducir plásticos y, además, disfrutar de un buen rato potingueando.

Sin embargo, es importante seguir ciertos pasos para que el proceso de elaboración sea seguro y no te cause reacción alérgica o irrite tu piel:

  • Desinfecta los utensilios, envase y mesa de trabajo antes de empezar. ¡Se tarda sólo 1 minuto!
  • Utiliza guantes, mascarilla y gafas en aquellas elaboraciones que lo requieran.
  • Haz una medición de pH de la elaboración final para asegurarte de que está en el rango correcto. Puedes corregirla fácilmente. Sube el pH utilizando un álcali como el bicarbonato. Bájalo con una solución ácida. Por ejemplo unas gotas de ácido láctico o ácido cítrico.
  • Hay que probar la elaboración siempre en una zona reducida de la piel para comprobar que no hay ninguna reacción adversa.
  • Utiliza los ingredientes en su dosis correcta. La indicamos en todas las páginas de producto. Si tienes dudas sobre alguno, pregúntanos! ♥ No nos hacemos responsables del mal uso de los productos y de la incorrecta dosificación de los mismos en las elaboraciones.