Este  jabón lleva como principal ingrediente la manteca de karité, un producto muy hidratante para la piel  que la regenera y la nutre. Deja la piel limpia pero a la vez suave e hidratada. Es muy indicado para pieles atópicas y pieles secas .

No lleva colorantes porque hemos querido un jabón lo más natural posible y su mezcla de aceites esenciales proporciona un delicado olor.

De la mezcla hemos guardado un poco con lo que hemos hecho rosas para decorar el siguiente jabón. Pronto veréis todo lo que se puede hacer  con un poco de masa de jabón y nuestras manos!! 

Y esta es la receta:

JABÓN CON MANTECA DE KARITÉ 1300 grs.

Composición:

  • Manteca de karité                 387 grs. (Ver Producto)
  • Aceite de oliva virgen           193 grs.
  • Aceite de coco                       154 grs. (Ver Producto)
  • Aceite de ricino                     154 grs. (Ver Producto)
  • Agua                                       298 grs.
  • Sosa                                       116 grs.

         - Aceites esenciales                 39 grs.

Elaboración:

  1. Nos ponemos guantes y gafas protectoras.
  2. Disolvemos la sosa en el agua bajo la campana extractora.
  3. Dejamos enfriar a unos 50º.
  4. Mientras tanto derretimos a fuego muy lento la manteca de karité y el aceite de coco. Añadimos fuera del fuego el resto de aceites y dejamos enfriar a unos 50º.
  5. Echamos la dilución de sosa en los aceites y  batimos con la batidora eléctrica lentamente.
  6. Con la traza líquida añadimos los aceites esenciales previamente mezclados.
  7. Batimos un poco sin que espese demasiado y enmoldamos.
  8. Si el molde es grande lo arropamos con una toalla y dejamos uno o dos días hasta desenmoldar. Si está lo suficientemente duro, lo cortaremos en pastillas.
  9. Dejamos curar un mes,  cortamos en pastillas y listo para usar.