propiedades tensioactivo scs

El Tensioactivo SCS o Sodium coco-sulfate se obtiene del aceite de coco, siendo de origen biodegradable y vegetal. Aunque se trata de un sulfato, hablamos de un sulfato suave cuyo uso está aprobado en cosmética natural. Proporciona una espuma cremosa y abundante y la piel y el pelo lo toleran bastante bien, dejando un tacto sedoso y suave.

Podemos mezclarlo con el tensioactivo SCI y añadir aceites vegetales, mantecas, colorantes, aceites esenciales y aditivos. Es utilizado sobre todo para champús sólidos en barras y es un excelente acondicionador de cabello y piel.

¿Qué son los tensioactivos naturales?

Se trata de sustancias que posibilitan que dos productos, que en apariencia son diferentes (la grasa de la piel y el agua), se unan en uno. Al unirse, los tensioactivos permiten arrastrar la grasa con el agua y con ello conseguimos el efecto lavado.

Se utilizan principalmente en productos para lavar como el champú, el gel de ducha o para la ropa. Con ellos podemos lograr un resultado bastante más eficaz que con cualquier otro tipo de producto convencional.

Además de existir de forma natural, los tensioactivos los podemos obtener de forma convencional.

Son bastante utilizados por la industria en lavavajillas, detergentes y otros productos de limpieza, pero no son recomendables.

El Tensioactivo SCS es natural, por lo que no afecta de forma negativa a la piel y consigue obtener un resultado final mucho más suave que uno convencional. Además, es totalmente biodegradable, por lo que contribuye al cuidado del medio ambiente, algo fundamental en este tipo de productos.

Principales propiedades del Tensioactivo SCS o Sodium coco-sulfate

El Tensioactivo SCS tiene bastantes propiedades y beneficios que son muy ventajosos cuando hacemos uso de él. Las más importantes son las siguientes:

  • La piel y el cabello lo toleran bastante bien.
  • Tiene una gran cantidad de propiedades que lo hacen un excelente acondicionador natural.
  • Su acción limpiadora es magnífica.
  • La espuma que proporciona es abundante y muy cremosa.
  • Deja un tacto suave y sedoso después de haber sido utilizado. 
  • Es apto para cualquier tipo de cabello.

¿Cuáles son las diferencias entre el SCS o Sodium coco-sulfate y el SCI o Sodium Cocoil Isethionato?

Ambos son dos tensioactivos que se utilizan en la industria cosmética para elaborar champús sólidos y jabones sintéticos. Los dos se obtienen mediante síntesis química a partir de los ácidos grasos que provienen del aceite de coco.

En los dos casos, la molécula que es obtenida contiene un grupo sulfato al final de la cadena de los ácidos grasos del aceite. Este es el grupo que potencia el efecto que tienen como limpiadores para la piel.

La principal diferencia que existe entre ambos radica en los procesos de síntesis química que se realiza para obtenerlos:

El SCS se produce a través de sulfonación directa de los alcoholes grasos del aceite de coco. En este procedimiento, apenas produce residuos y el efecto que genera sobre el medio ambiente es prácticamente nulo. Por eso, el SCS es considerado natural y tiene las certificaciones correspondientes otorgadas por entidades de certificación cosmético como ECOCERT, COSMEBIO y BDIH.

El SCI, sin embargo, se puede obtener de manera industrial a través de varios métodos. El 80 % de ellos utiliza óxido de etileno. Pese a que hay fabricantes que intentan reducir al máximo las cantidades, en la reacción de etoxilación se produce como residuo el compuesto 1,4 dioxano. Este está considerado como precursor cancerígeno, además de estar totalmente prohibido por el Reglamento 1223/2009. Por esta razón, el SCI no está visto como producto natural por las entidades que hemos mencionado anteriormente.

Algunas precauciones que han de tomarse con el Tensioactivo SCS

Tanto en su utilización como en su conservación, es imprescindible tomar una serie de precauciones para hacerlo de la forma correcta. Las más importantes son las siguientes:

  • Es necesario que le demos un uso exclusivamente cosmético, jamás lo podemos utilizar con otros fines.
  • Debemos emplear mascarilla a la hora de utilizarlo. Si no lo hacemos, puede llegar a irritarnos las mucosas.
  • Para conservarlo en perfectas condiciones, es necesario guardarlo en un lugar seco y fresco.
  • Además, el envase que utilicemos para ello debe estar bien cerrado y al abrigo de la luz.
  • Si sentimos algún tipo de molestia a la hora de aplicarlo, es necesario enjuagar rápidamente con abundante agua.
  • No podemos aplicarlo directamente sobre ningún tipo de piel. Es necesario que estos productos sean utilizados como ingredientes para la elaboración de un producto cosmético.
  • No debemos dejarlo nunca al alcance de los niños.

En definitiva, el Tensioactivo SCS o Sodium coco-sulfate es un producto muy utilizado en cosmética natural que tiene una gran cantidad de propiedades beneficiosas para el cabello y la piel. Aun así, debemos tomar una serie de precauciones para conservarlo de manera correcta y para que su uso no nos genere ningún tipo de problema.

¿Tienes alguna duda? Déjanosla en los comentarios de este post para poder ayudarte con mucho gusto. ♥


Hacer cosmética natural y casera tiene muchas ventajas: obtener un producto adaptado a ti y a las necesidades de tu piel y cabello, eliminar tóxicos de cosméticos tradicionales e ingredientes innecesarios, conocer cada ingrediente de la fórmula, reducir plásticos y, además, disfrutar de un buen rato potingueando.

Sin embargo, es importante seguir ciertos pasos para que el proceso de elaboración sea seguro y no te cause reacción alérgica o irrite tu piel:

  • Desinfecta los utensilios, envase y mesa de trabajo antes de empezar. ¡Se tarda sólo 1 minuto!
  • Utiliza guantes, mascarilla y gafas en aquellas elaboraciones que lo requieran.
  • Haz una medición de pH de la elaboración final para asegurarte de que está en el rango correcto. Puedes corregirla fácilmente. Sube el pH utilizando un álcali como el bicarbonato. Bájalo con una solución ácida. Por ejemplo unas gotas de ácido láctico o ácido cítrico.
  • Hay que probar la elaboración siempre en una zona reducida de la piel para comprobar que no hay ninguna reacción adversa.
  • Utiliza los ingredientes en su dosis correcta. La indicamos en todas las páginas de producto. Si tienes dudas sobre alguno, pregúntanos! ♥ No nos hacemos responsables del mal uso de los productos y de la incorrecta dosificación de los mismos en las elaboraciones.