Hoy os traemos algo diferente: 5 aceites esenciales para dormir mejor. Relajan, reducen el estrés y la ansiedad y crean un ambiente de calma.

Podéis utilizarlos a través de un humidificador o un ambientador difusor. Pero también podéis añadir unas gotitas a la almohada.

¡Sólo tienes que descubrir cuál es el que te gusta más! 

 

  1. Aceite Esencial de Lavanda: podría decirse que es el aceite más utilizado del mundo mundial. Lo tiene todo. Uno de sus múltiples beneficios es su actuación como relajante integral. Ayuda a reducir y eliminar el insomnio con la ayuda de sus moléculas “sedantes”. Es por ello que es muy utilizado en la aromaterapia. Una de las formas más fáciles y comunes de utilizar es a través de un difusor o humidificador (15 gotas aproximadamente). Pero también se emplea en masajes de forma diluida o sobre la almohada (máximo 2-3 gotas).

  1. Aceite Esencial de Ylang Ylang: otro aceite excelentísimo y muy amigo del sistema nervioso es el aceite esencial de Ylang Ylang. Entre sus propiedades, destaca su contribución para conciliar el sueño, mejorar el ánimo y reducir la ansiedad. Se caracteriza por aromas dulzones por lo que también puede aprovecharse a través de un difusor.  También puedes diluir 4 gotas aproximadamente en un aceite vegetal para obtener sus beneficios. Y otra forma de aplicar este tipo de aceites para la función relajante es inhalándolo en situaciones estresantes a través de un pañuelo o aplicado diluido sobre un aceite vegetal directamente sobre la muñeca. 

  1. Aceite Esencial de Mandarina: otro de los aceites esenciales más versátiles. En muchos casos, es beneficioso para tratar la hiperactividad en niños. Se trata de un aceite apacible. Ayuda a dormir en aquellos momentos en los que no paramos de darle vueltas a algo. Al igual que los aceites anteriores, puede utilizarse en un difusor.

  1. Aceite Esencial de Cedro del Atlas Bio: La actividad de este aceite esencial se centra en el sistema motor o de movimiento. Por lo que se recomienda para aquellas personas que no logran conciliar el sueño debido a la multitud de movimientos involuntarios. Por otro lado, al igual que los aceites anteriores también tiene un poder calmante, alivia el estrés y la tensión.  Lo más recomendado es utilizar antes de ir a la cama para que tenga un mayor efecto, añadiendo unas gotas sobre la almohada.

  2. Aceite Esencial de Mejorana: Y por último pero no menos importante, el aceite esencial de Mejorana. Gracias a su suave fragancia, también es muy recomendado para tratar trastornos nerviosos, reducir el insomnio, la ansiedad y los estados de estrés. Se puede utilizar mediante difusor o tópicamente, diluido sobre un aceite vegetal como podría ser el de almendras.