Product was successfully added to your shopping cart.

Aceite Esencial de Laurel

Doble click en la imagen para abrir/cerrar

Alejar
Acercar

Aceite Esencial de Laurel

El aceite esencial de laurel es antiséptico, bactericida, digestivo, antirreumático, diurético, fungicida, sedante, estomacal y emenagogo.
El aceite esencial de laurel, relaja las inflamaciones y reduce las cicatrices.
Es un buen tónico para el cabello y el cuero cabelludo, estimulando el crecimiento capilar y contribuye junto con el aceite esencial de romero a la desaparición de la caspa.
Es un ingrediente principal en la elaboración del jabón de alepo.

Only 3 left

Nombre del producto Cant.
30 ml. Aceite Esencial de Laurel 2
60 ml. Aceite Esencial de Laurel 1
Formato Precio Stock Cantidad
15 ml.
5,15 €

CONSULTAR

30 ml.
10,00 €
Últimas unidades
-+
Máximo 2 u.
60 ml.
18,00 €
Últimas unidades
-+
Máximo 1 u.

Detalles

Inci: Lurus nobilis

Parte de la planta: hojas y bayas

Método de extracción: destilación al vapor

País de origen: España

Nota: alta

El laurel es una de las plantas culinarias más populares en toda Europa que aporta interesantísimas propiedades, tales como afecciones digestivas (indigestión, pérdida de apetito, cólicos), e incluso para la histeria o contra la fiebre.

El aceite esencial de laurel es un líquido amarillo verdoso muy característico, con olor especiado. Es Antiséptico, bactericida, digestivo, antirreumático, diurético, fungicida, sedante, estomacal y emenagogo.

El aceite esencial de laurel relaja las inflamaciones y reduce las cicatrices. Es un buen tónico para el cabello y el cuero cabelludo, estimulando el crecimiento capilar y contribuye junto con el aceite esencial de romero a la desaparición de la caspa.

Es muy conocido por sus potentes efectos en el sistema nervioso. Sus propiedades antiespasmódicas y analgésicas le confieren un leve efecto narcótico.Junto a sus propiedades sedantes, se usa para combatir la depresión y ansiedad.

Es un ingrediente principal en la elaboración del jabón de alepo.

Combina bien con: aceites cítricos, salvia, ciprés, hisopo y enebro

Precauciones:

  • No aplicar puro sobre la piel.
  • Evitar el contacto con los ojos y mucosas.
  • Diluir en aceite vegetal o usar con difusor.
  • No ingerir.
  • Conservar el aceite esencial en un lugar seco, fresco y fuera del alcance de la luz.